Archivo del sitio

Ahórrense sus minutos de silencio, no los queremos: Peproc

Discurso de Verónica terrones, Presidenta de Peproc, condenando el asesinato de periodistas en México

IMG_2552

Verónica Terrones, Presidenta de Periodistas y Profesionales de la Comunicación, fijando la postura de la Peproc.

No más minutos de silencio de autoridades omisas y complacientes, necesitamos una real protección del ejercicio periodístico en México. No más minutos de silencio porque hoy necesitamos elevar la voz, sumar agrupaciones, superar diferencias y unirnos para decir en México ni uno más.

Cuántos más necesitan caer para que comiencen andar el andamiaje que frené la impunidad, porque Veracruz, Tabasco, Durango, porque se recomienda a los comunicadores “que se porten bien” para que no los maten como una clara evidencia del estado fallido, del que no rinde seguridad del que incumple con la obligación de garantizar la seguridad de los ciudadanos.

“Sin libertad de expresión no hay democracia dice Artículo 19 que razón tiene, como se puede impulsar el desarrollo de otras libertades cuándo no se tiene miedo, cuando priva la autocensura y los reporteros por precaución nos volvemos matemáticos para calcular bien hasta donde podemos llegar.

Será por eso que Durango tiene tan buena calificación en esa ciencia, no lo sé pero creo firmemente que ya que estamos en el tema de las matemáticas empecemos a multiplicar las voces que exigen garantías para este noble ejercicio, le restemos a la división y sumemos en el apoyo a reporteros, fotógrafos, editores que están luchando contra viento y marea por mantener un espacio de opinión libre e independiente.

Porque no podemos más que indignarnos al saber que Rubén Espinosa les dijo a todos que lo querían matar y se murió, así le pasó en Durango a Vladimir. Y la lista sigue creciendo, algo estamos haciendo mal.

Por los 80 asesinados en la última década y los 17 desaparecidos, ni un minuto de silencio más, alcemos la voz. Por Armando Saldaña, por José Moisés, ni un minuto de silencio más. Por el quinto lugar mundial de México en asesinato de periodistas ni un minuto de silencio más porque quedarnos callados no ha servido de nada para detener las agresiones contra el gremio.

México tiene problemas con la libertad de expresión los países que lo superan en muerte o están en guerra o el caso de Francia sufrió un ataque terrorista. ¿Entonces aquí porque nos están matando?

Porque quien mata a un periodista no va a la cárcel según organismos internacionales de los asesinatos que se han cometido el 72% están en la impunidad y en el 28 por ciento la aplicación de la justicia fue parcial.

Veracruz, otra vez Veracruz, es el lugar más peligroso para ser reportero y no pasa nada, ante la gravedad de caso, no pasa nada, no hay consecuencias y mientras no las exista, seguiremos soportando los lamentos de un gremio que no ha sabido defender y de una autoridad que como único consuelo ofrece un minuto de silencio o un aplauso en el senado, que fácil verdad, esa no es su responsabilidad. El mundo está observando la sangre que se está derramando y también lo que hacemos aquí y ahora para eso no siga ocurriendo.

En México ni uno más, ahórrense su minuto de silencio.

Periodistas y comunicadores de Durango exigen alto a asesinatos de colegas

Miembros de cuatro asociaciones de periodistas y comunicadores de Durango hicieron un reclamo conjunto para demandar un alto a la violencia e impunidad en contra del gremio en México. Tras el asesinato del periodista Rubén Espinosa (originario de Veracruz) y cuatro mujeres más en el Distrito Federal, hecho que provocó indignación en todo el país, los presidentes de asociaciones locales convocaron a una rueda de prensa para unirse al reclamo que a nivel nacional se escucha de “No más impunidad”.

Periodistas y comunicadores en Durango alzan la voz contra los asesinatos de colegas en todo el país.

La presidenta de Periodistas y Profesionales de la Comunicación A.C. (Peproc) Verónica Terrones, exigió a las autoridades garantizar la libertad de expresión y seguridad de los periodistas. Refirió que ya van 80 periodistas asesinados en la última década y 17 desaparecidos, “ni un minuto de silencio más, tenemos que alzar la voz. Quedarnos callados no nos ha servido de absolutamente nada”, indicó.

“No es posible que en México un periodista que advierte que lo quieren asesinar, sea asesinado”, sentenció.

El presidente de la Asociación de Comunicadores del Noroeste (Acon), David Mendívil, lamentó el asesinato de Rubén Espinosa y dijo que puso de nuevo de manifiesto que el principal enemigo de la libertad de expresión es la impunidad.

“Es increíble que estemos en el top cinco de los países más riesgosos para ejercer el periodismo, en un país donde en teoría no existe una guerra, que estemos en las mismas circunstancias de Afganistán o Irak”, citó.

La presidenta del capítulo Durango de la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras (AMMPE), Lorena Portillo, consideró preocupante que la vida de un colega se haya perdido tras haber manifestado acoso y persecución, “es la exigencia por parte del gremio a las autoridades para garantizar la seguridad para realizar nuestro trabajo”.

Y añadió que se debe propiciar confianza en los mecanismos implementados para la protección de los defensores de derechos humanos y periodistas.

IMG_2552

Los representantes de la PEPROC, ACON, AMMPE y COLEC, ofrecieron una rueda de prensa para exigir un alto a los asesinatos contra periodistas.

El presidente del Colegio de Licenciados en Ciencias de la Comunicación (Colecc), José Ignacio Mendívil, manifestó que, de acuerdo a las leyes vigentes, la libertad de expresión es un derecho fundamental que debe protegerse. “No queremos que Durango sea parte de las estadísticas”, sentenció.

Consideró preocupante que la vida de un colega se haya perdido tras haber manifestado acoso y persecución, “es la exigencia por parte del gremio a las autoridades para garantizar la seguridad para realizar nuestro trabajo”.

Y añadió que se debe propiciar confianza en los mecanismos implementados para la protección de los defensores de derechos humanos y periodistas.