Por: Rubén Cárdenas.

Cuando, durante los años noventa, fueron aniquiladas temibles bandas de secuestradores, como las de Daniel Arizmendi “el mocha orejas”, y de Andrés Caletri, ambos todavía presos en el penal del Altiplano, esto propició que descendieran los secuestros no únicamente en la Ciudad de México, sino en otras zonas muy asoladas por el crimen, como el Estado de México, Morelos e Hidalgo.

Viene al caso este antecedente policiaco porque ayer la fiscal general del Estado, Sonia Yadira de la Garza, dio a conocer que durante los casi ocho meses que lleva al frente de esa dependencia, un total de 17 bandas de secuestradores han sido desmembradas y capturados 77 de sus integrantes.

Lo llamativo del anuncio de la señora Fiscal radica en que, pese a tan impresionantes números del trabajo realizado por los elementos a su cargo en el combate a ese delito, siguen ocurriendo plagios en Durango; tan es así, que figura invariablemente en las listas de los estados con mayor incidencia de este deleznable ilícito, según el Consejo Nacional de Seguridad Pública y algunos organismos no gubernamentales.

Apenas antier, los medios de comunicación dieron cuenta del asesinato del joven médico Esteban Villarreal Rico, quien había sido secuestrado y fue encontrado su cadáver con varios impactos de bala y el clásico tiro de gracia.

Extraoficialmente, se sabe de muchas familias en Durango, de distintos estratos sociales, que están de luto por las desapariciones de familiares o amigos, pero no se atreven a presentar denuncia ante las autoridades correspondientes por temor a represalias, aunque también por lo infructuoso que resulta tanto trámite y espera, para al final quedarse sin respuestas. Los profesionales del Derecho y de la Medicina siguen siendo sectores muy afectados por los secuestradores y extorsionadores en Durango, sin olvidar que también es alta la cifra de plagios a comerciantes, empresarios y, en general, a gente absolutamente desconectada de la actividad criminal.

En este contexto, resulta hasta sorprendente que, tras haber desarticulado a esas 17 bandas de secuestradores y capturado a 77 integrantes, no se note como debería una disminución clara en el número de casos en Durango. Porque entonces, ¿cuántas bandas de plagiarios siguen operando en esta entidad, si con la desaparición de 17, todavía no es tan visible una cifra a la baja? O los que quedan se dan tanto vuelo como pueden, o tal vez, como efecto adverso, surgen tres tentáculos con el corte de cada uno. El caso es que la sociedad padece este mal desde años atrás y todavía no ha visto al suficiente número de estos criminales tras las rejas.

Entre las acciones de la Fiscalía, ayer se informó de la captura de dos bandas de secuestradores que operaban en este municipio, en la zona serrana, y en Guadalupe Victoria. Cuatro fueron los detenidos, dos de cada grupo delictivo, aunque nada se informó sobre su trayectoria criminal.

De manera que el resultado del combate al secuestro por parte de la Fiscalía General del Estado, aunque registra avances, es aún insuficiente para las dimensiones del problema. Definitivamente, cuando la ciudadanía ha levantado el clamor de “¡ni uno más!”, es porque quiere y espera de sus autoridades que así sea.

A ESE MÉDICO del ISSSTE a quienes responsabilizan del otorgamiento de incapacidades para no trabajar por amplios periodos, Fernando Arturo Muñoz González, también le adjudican una plaza de docente en el CBTIS 89, donde debe trabajar 40 horas a la semana, pero en el mismo horario en que presta sus servicios en la Unidad de Medicina Familiar del ISSSTE. ¿Cómo le hará para cumplir en los dos lugares al mismo tiempo?.. EL SERVICIO MÉDICO Forense en Gómez Palacio, Durango, se quedó sin vehículos por el momento y en estos días han solicitado el apoyo de agencias funerarias para transportar a los fallecidos, principalmente ejecutados, que a diario aparecen en calles y propiedades diversas de esa ciudad lagunera. Urge la rehabilitación de esas unidades motrices, por lo frecuente de las peticiones de ayuda a las funerarias de esa región aunque, claro, lo ideal es que no se necesitaran… ALGUIEN DEBE RECORDARLE a Miguel Ángel Villanueva Ruano, presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, que su papel radica en la defensa de los intereses de todos esos padres que dice representar, junto con los de sus hijos, no en alabar y exaltar todo lo que hace el régimen en turno.

TWITTER: @rubencardenas10

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s